Héctor Figueroa

Héctor J. Figueroa fue elegido Presidente del Sindicato Internacional de Empleados de Servicios 32BJ, el mayor sindicato de servicios residenciales del país, en 2012. 32BJ representa a más de 163.000 trabajadores de servicios residenciales (limpiadores de ventanas, trabajadores de aeropuertos, superintendentes, conserjes, trabajadores de mantenimiento, limpiadores, porteros y oficiales de seguridad) en Nueva York, Nueva Jersey, Connecticut, Massachusetts, Rhode Island, Nuevo Hampshire, Florida, Pensilvania, Delaware, Virginia, Maryland y Washington D.C. Bajo la Presidencia de Héctor, 32BJ ha aumentado su número de miembros a casi 50.000 (18.000 a través de la fusión con Local 615 y otro 30.000 mediante la organización de campañas), y ha logrado la aprobación de docenas de políticas locales y estatales, que protegen y mejoran las condiciones de las familias trabajadoras a lo largo de la Costa Este.

Héctor nació en el entorno del movimiento obrero en Ponce, Puerto Rico, donde sus padres, como maestros, formaron parte de una larga lucha para lograr un sindicato laboral. Su madre y su padre participaron de una huelga en 1974, pero no fue hasta 24 años después bajo el liderazgo de Héctor como Director de Organización de SEIU para Puerto Rico que los maestros ganaron los derechos de convenio colectivo. Bajo su liderazgo, maestros, empleados estatales y sus propios padres finalmente pudieron ver el fruto de sus muchos años de lucha por la justicia.

Héctor llegó a Estados Unidos en 1982, después de participar en una huelga estudiantil. Se alojó con una tía y un tío en el Bronx, y completó su educación universitaria con una beca para estudiar Economía. Impulsado a continuar su activismo, Héctor comenzó con el Sindicato de Trabajadores de la Industria Textil y de la Vestimenta Amalgamados (ACTWU, ahora Trabajadores Unidos) en 1990, donde participó en varias campañas, incluyendo esfuerzos para organizar a trabajadores textiles en Fieldcrest Cannon en Carolina del norte y protestas contra el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN). Héctor fue uno de los primeros líderes del movimiento laboral en abogar enérgicamente por una reforma migratoria integral, y jugó un papel activo en la solidaridad internacional y en el trabajo de organización global de ACTWU.

En 1995, se unió a la campaña Justicia para los Conserjes de SEIU, y luego trabajó en Puerto Rico como Director de SEIU en la isla. En febrero de 1999, se le pidió que fuera fiduciario adjunto de 32BJ, y en 2000 fue elegido Secretario-Tesorero de 32BJ. Durante su trabajo en 32BJ, Héctor creó y lideró los departamentos de investigación y políticas, y fue líder en el área metropolitana triestatal y en el área de Nueva York. Como Director del Distrito Metropolitano de Nueva York de 32BJ, Héctor lideró operaciones y negoció contratos sólidos para 70.000 miembros en el área metropolitana de Nueva York, incluyendo Manhattan, Brooklyn, Queens, el Bronx y Long Island.

Bajo el liderazgo de Héctor, el Sindicato se ha convertido en una potencia política que lucha por los derechos de los inmigrantes y los trabajadores, y establece el American Dream Fund, el fondo para la acción política voluntaria del sindicato. En ciudades y estados a lo largo de la Costa Este, 32BJ ha logrado la aprobación de leyes que protegen y mejoran las condiciones de familias y comunidades trabajadoras: el sindicato ha aumentado con éxito el salario mínimo, ha establecido el salario vigente, ha aumentado las horas mínimas, ha protegido a los trabajadores cuando los propietarios de edificios han cambiado de contratistas; ha protegido a los inmigrantes de ser el blanco del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE), ha expandido el acceso al idioma, y ha logrado otros derechos que benefician a los inmigrantes. 32BJ también ha sido líder en la Lucha por $15 (Fight for $15), desde la primera huelga de 200 trabajadores de comida rápida en la ciudad de Nueva York, y en 2017 logró que se aprobara un paquete de proyectos de leyes justas para los trabajadores de comida rápida de la ciudad de Nueva York, junto con la innovadora Ley de Empoderamiento de los Trabajadores de Comida Rápida, lo que permite que los trabajadores de comida rápida se únan y formen su propia organización de manera más fácil. Bajo el liderazgo de Héctor, el sindicato y sus 163.000 miembros han estado a la vanguardia de las luchas nacionales para defender y expandir los derechos de voto, para luchar contra las causas base y los efectos del cambio climático, y es un campeón permanente de la justicia racial, social y económica.

En reconocimiento a su visión y liderazgo, Héctor fue electo como miembro a la Junta Ejecutiva internacional de SEIU en 2012, también cumple su rol en el Comité de Fuerza Política, y es Presidente del Grupo de Trabajo de SEIU en Puerto Rico. Es miembro de las juntas directivas de varias organizaciones, incluyendo el Instituto Nacional para la Política Latina, Urban Green, el Partido de Familias Trabajadoras (Working Families Party), Good Jobs First y en la junta editorial del Nuevo Foro Laboral (New Labor Forum). Héctor es el destinatario de muchos premios, incluyendo el premio Demos Transforming America Award, el Somos el Futuro Labor Award, el Outreach Project Annual Service Award, el Working Theater Outstanding Labor Leadership Award, y el Citizen Action of NY Progressive Leadership Award.

Héctor vive en Queens, Nueva York, con su esposa Deidre, y sus hijos, Eric y Elena.