Un histórico acuerdo para los trabajadores de aeropuertos

En el año 2012, un pequeño grupo de trabajadores de aeropuertos en Nueva Jersey comenzaron a sindicalizarse para obtener mejores salarios y representación sindical en la SEIU 32BJ. Este movimiento creció rápidamente y en poco tiempo los maleteros, oficiales de seguridad, empleados que asisten a pasajeros en sillas de ruedas, camareros, empleados de limpieza en cabinas de los aeropuertos JFK, LaGuardia y de todo el país emprendieron su lucha por U$D 15 la hora y el derecho a sindicalizarse. Hoy, después de cuatro años de sindicalizarse y 7 meses de negociaciones, 8.000 trabajadores contratados de los aeropuertos de Nueva Jersey y Nueva York establecieron su primer contrato sindical. El acuerdo tentativo establecido con 11 subcontratistas de aerolíneas, que reconocieron la participación sindical de sus empleados, ofrece importantes derechos en el lugar de trabajo y protecciones que incluyen normas sobre antigüedad, protocolos de planificación, procedimientos disciplinarios y lineamientos de salud y seguridad. Con cobertura para más de la mitad de los trabajadores subcontratados en los aeropuertos JFK, LGA y EWR, el contrato establece un nuevo estándar industrial tanto para los trabajadores de Nueva York como los de Nueva Jersey y proporciona un marco para sindicalizar a los trabajadores de aeropuertos de todo el país. “Este es un momento histórico para los trabajadores de aeropuertos, no solo para los de Nueva York y Nueva Jersey, sino para los de todo el país”, dijo Hector Figueroa, presidente de la SEIU 32BJ. “Hace mucho tiempo que este grupo numeroso de trabajadores pudo sindicalizarse. Este contrato demuestra que a pesar de un panorama político cambiante y una lucha continua, los trabajadores siempre encontrarán maneras de unirse para mejorar sus trabajos y sus vidas”. Se espera que el nuevo contrato sea ratificado por los trabajadores de aeropuertos en el transcurso de la próxima semana. Para los trabajadores de aeropuertos de Nueva York, que recibirán su primer aumento para alcanzar el salario mínimo estatal de U$D 15 en el mes de enero, la firma del contrato significa que son uno de los primeros grupos de trabajadores del país que van a ganar U$D 15 y obtener el derecho a sindicalizarse.  
“Cuando comenzamos la campaña, yo ganaba U$D 7,25 la hora, tenía que luchar para mantener a mis hijas y soportar intimidaciones y faltas de respeto en el trabajo”, dijo Shareeka Elliott, una empleada de limpieza en las terminales del Aeropuerto JFK que fue muy directa durante toda la campaña. “Hemos llegado muy lejos. Nuestro nuevo contrato me protege en el trabajo y al poder sindicalizarnos y obtener mejores salarios podré ocuparme de mis hijos como corresponde”.
  “Este contrato es solo una parte de una estrategia mayor para aumentar salarios y conseguir representación sindical. Con nuevas estrategias innovadoras y creativas para sindicalizarse, los trabajadores de aeropuertos han conseguido importantes aumentos salariales en Nueva York, Nueva Jersey y a lo largo del país”, dijo Shirley Aldebol, vicepresidenta de la 32BJ y una importante negociadora en el contrato de los trabajadores de aeropuertos. Trabajando unidos, solicitando cambios, realizando huelgas y manifestaciones por sus derechos, los trabajadores de aeropuertos consiguieron aumentos de salarios en Los Ángeles, Nueva York, Newark, Minneapolis, Boston, Filadelfia, Seattle, Portland, y Fort Lauderdale. Hoy, más de 85.000 trabajadores de aeropuertos en todo el país han recibido aumentos salariales u otras mejoras como seguro de salud, licencia por enfermedad y políticas de retención. Al celebrar el nuevo contrato en Nueva York, continuarán trabajando para que los empleos de aeropuertos sean nuevamente buenos empleos en todo el país.