¡Acuerdo Tentativo Alcanzado!

Hoy nos enorgullece decir que hemos hecho la vida de 30.000 de nuestros afiliados un poco más fácil– personas trabajadoras con pericia viviendo en comunidades a lo largo de la ciudad y cuidando de millones de neoyorquinos– para hacer de esta gran ciudad nuestro hogar.

Después de semanas de negociación, hemos llegado a un acuerdo para el convenio residencial con el Realty Advisory Board (RAB) para Relaciones Laborales, un asociación industrial representando la mayoría de dueños de edificios en la Ciudad de Nueva York.

Esta victoria es un resultado de la fuerza de los afiliados, la unidad entre trabajadores y nuestra preparación y disposición a salir a las calles. Estuvimos organizados, disciplinados, enfocados y listos para salir en huelga.

Desde el principio de las negociaciones, hemos mantenido que los trabajadores residenciales no deben de tener que sufrir para vivir al día cuando la industria inmobiliaria prospera. Me siento feliz de reportar que hemos llegado a un acuerdo fuerte y razonable sin devolverles nada, nuestra pensión y seguro médico están protegidos, y un aumento de salario fuerte que se mantiene al par con el índice de inflación e incrementos en el costo de vida.

Hoy nos enorgullece decir que hemos hecho la vida de 30.000 de nuestros afiliados un poco más fácil– personas trabajadoras con pericia viviendo en comunidades a lo largo de la ciudad y cuidando de millones de neoyorquinos– para hacer de esta gran ciudad nuestro hogar.

Después de semanas de negociación, hemos llegado a un acuerdo para el convenio residencial con el Realty Advisory Board (RAB) para Relaciones Laborales, un asociación industrial representando la mayoría de dueños de edificios en la Ciudad de Nueva York.

Esta victoria es un resultado de la fuerza de los afiliados, la unidad entre trabajadores y nuestra preparación y disposición a salir a las calles. Estuvimos organizados, disciplinados, enfocados y listos para salir en huelga.

Desde el principio de las negociaciones, hemos mantenido que los trabajadores residenciales no deben de tener que sufrir para vivir al día cuando la industria inmobiliaria prospera. Me siento feliz de reportar que hemos llegado a un acuerdo fuerte y razonable sin devolverles nada, nuestra pensión y seguro médico están protegidos, y un aumento de salario fuerte que se mantiene al par con el índice de inflación e incrementos en el costo de vida.

Por medio de este contrato, nuestros empleadores reconocen nuestro valor como trabajadores con pericia y dedicación y que somos irremplazables.

No solo seguirán 30.000 afiliados residenciales con acceso a seguro médico efectivo y de calidad y pueden anhelar un retiro seguro y con dignidad, también podrán proveer mejor para ellos mismos y sus familias y contribuir a la fuerza económica en sus comunidades locales.

También hemos disfrutado de tremendo apoyo político, comunitario y sindical. Nuestros aliados estuvieron con nosotros, listos para apoyarnos en la lucha para asegurar que Nueva York siga siendo una ciudad para todos. Le agradecemos a todos su apoyo.

Estamos eternamente agradecidos a los inquilinos que mostraron su apoyo a través de mensajes, cartas, fotos y palabras de aliento.

Y de la misma manera que luchamos por un contrato para nuestros afiliados, seguiremos luchando por aquellos son unión, que sufren bajo malas condiciones y salarios bajos, y también merecen la oportunidad de vivir al día y poder vivir en esta ciudad.

STRIKE ALERT