No luchamos sólo por nuestros intereses, sino luchamos por todas las familias trabajadoras.

~ Anna Dziubek, Afiliados de la 32BJ, Nueva York

Listos para luchar, preparados para ganar

Archivado en Division:
http://www.seiu32bj.org/wp-content/uploads/2014/05/whiteplains19-wpcf_540x324.jpg

Docenas de líderes y miembros activistas del 32BJ inauguraron la campaña en favor del contrato del residencial de Hudson Valley, “Listos para luchar, preparados para ganar”el pasado 3 de mayo en Pace University en White Plains, New York.

El contrato finaliza el 30 de septiembre, afectando a más de 1400 porteros y porteras incluyendo a los superintendentes, personal de mantenimiento, conserjes y porteros que trabajan en edificios de apartamentos de los condados de Putnam, Dutchess, Rockland, Orange, Sullivan y Westchester del estado de Nueva York.

Los miembros fueron recibidos por el presidente del 32BJ, Héctor Figueroa, el vicepresidente ejecutivo Larry Engelstein, y el vicepresidente y director del distrito Hudson Valley, John Santos.

“Estamos aquí para apoyaros en vuestra lucha por conseguir un contrato mejor y justo que os permite vivir a vosotros y a vuestras familias, así como contribuir en el fortalecimiento económico de vuestras comunidades”, dijo Figueroa.

“Tenemos que mostrar a los empresarios que estamos listos para luchar y preparados para ganar”, dijo el señor Santos.

Los trabajadores residenciales quieren un aumento de sueldo que les permita soportar el aumento del coste de vida. También quieren mantener la cobertura médica y los beneficios por jubilación.

“Parte del problema al que nos enfrentamos es el coste de la inflación”, dijo Abel Rodríguez, miembro del 32BJ y superintendente durante 20 años en Larchmont, Nueva York. “Estamos luchando para poner la comida en la mesa y mantener a nuestras familias”, agregó.

“Nuestros beneficios me permitió cuidar de mi esposa cuando a ella se le diagnosticó cáncer de huesos”, dijo Eric Thompson, encargado del mantenimiento en Bronxville, Nueva York. La catastrófica enfermedad de la esposa del Sr. Thompson alcanzó más de 100.000 dólares en gastos médicos que fueron cubiertos por el paquete de beneficios del sindicato. “Nuestros beneficios no tienen precio”, agregó.

“La educación es cara en este país y quiero que mis dos hijos vayan a la universidad que es un gasto de gran proporción”, dijo Robb Archigian, miembro del 32BJ y superintendente en Bronxville, Nueva York.

El sindicato luchará por una fuerte liquidación sin reducciones y un aumento salarial justo que se corresponda con la subida del nivel de vida.