Oficiales de seguridad a adinerados propietarios de edificios: “Basta de demoras, necesitamos un contrato justo ahora”

Con U$D15 de salario mínimo extendiéndose por todo el país, oficiales de seguridad de Pittsburgh realizan una manifestación por salarios dignos
For more information:

Traci Benjamin 215-300-0776

Indignados por la paralización de las negociaciones del contrato, oficiales de seguridad de Pittsburgh salen a la calle

 

Pittsburgh – Con la paralización de las negociaciones del contrato, decenas de oficiales de seguridad uniformados se reunieron esta mañana frente al edificio de K & L Gates realizando una manifestación por un contrato justo. Estuvieron acompañados por trabajadores de limpieza y aliados que se solidarizaron con ellos. Más de mil dedicados trabajadores de seguridad están haciendo historia en la ciudad mientras luchan por el primer contrato sindicalizado.

“Me siento orgulloso de ser un joven que participa de esta histórica negociación. Me indigna que las empresas en las que trabajamos nos ofrezcan tan poco dinero y no tengamos beneficios. Es como si las empresas no valoraran lo que hacemos día a día protegiendo a los inquilinos de esta ciudad y brindándoles un lugar seguro”, dijo Jenae Davis, oficial de seguridad.

Los oficiales han mantenido las negociaciones durante tres meses con muy poco movimiento por parte de las empresas para ayudar a aumentar el sueldo de estos trabajadores de bajos salarios y sacarlos de la pobreza. Muchos de los oficiales de seguridad viven con lo justo y no tienen beneficios importantes.

Después de la manifestación, los trabajadores marcharon hacia la Catedral Trinity para protestar mientras se llevaban a cabo las negociaciones. Los agentes de seguridad protegen varios de los edificios más emblemáticos de la ciudad como la Universidad de Pittsburgh, PPG Place y BNY Mellon Center y ganan menos de U$D9 la hora sin contar con beneficios importantes para mantener a sus familias.

“El trabajo que realizamos es fundamental. Las personas que protegemos dentro de estos edificios, nuestros inquilinos, se sienten seguras porque estamos allí para ofrecerles seguridad. Estamos siempre en primera línea frente a quienes desean acceder a estos edificios, dijo Catherine Ragin, agente de seguridad. “Queremos que nos demuestren nuestro valor pagándonos lo que valemos”.

La manifestación se realizó días después de una semana histórica para los trabajadores de bajos salarios de Nueva York. La Junta Nacional de Salarios de Nueva York recomendó un salario mínimo de U$D15 para los trabajadores de restaurantes de comida rápida y los trabajadores de aeropuertos de la ciudad de Nueva York ganaron una importante victoria para sindicalizarse.

“Estas empresas tienen la oportunidad de convertir a estos empleos en buenos empleos, ayudar a fortalecer a las familias y elevar el nivel de las comunidades. Hay un movimiento que se extiende por el país pidiendo U$D15 y el derecho a sindicalizarse. Hacemos un llamado a estas empresas de seguridad para que ayuden a estos trabajadores que protegen a esta fabulosa ciudad a recibir lo que merecen y así fortalecer nuestra Ciudad de Acero”, dijo Sam Williamson, Director del Distrito de Pennsylvania de la 32BJ SEIU.

Con 145.000 miembros en once estados y en Washington, D.C., incluyendo a 22.000 en Pensilvania, la 32BJ SEIU es la mayor unión sindical de servicios a la propiedad del país.