“Elevar los estándares y tener buenas condiciones de trabajo produciría una reacción en cadena. Más gente se dará cuenta que su experiencia en el trabajo puedemejorar

~ Clara Vargas, Afiliados de la 32BJ, Florida

Robert Hill

http://www.seiu32bj.org/wp-content/uploads/2012/08/rhill-wpcf_540x360.jpg

Rob Hill es vicepresidente del 32BJ SEIU, el mayor sindicato del sector privado de Nueva York y el mayor sindicato de servicios a la propiedad del país. Dirige el programa de organización para todos loa miembros del SEIU 32BJ y lidera la lucha por la iniciativa Economía Justa en todos los estados del 32BJ, un nuevo movimiento para conseguir que todos los trabajos sean buenos y una economía nacional que sea imparcial.

Rob se unió al 32BJ en junio de 2000 como organizador principal, dando un paso al frente para el inicio de una huelga que se prolongó durante cuatro meses. Tres años más tarde fue nombrado Director Adjunto de Organización y fue designado como Director en el otoño del 2005. Su mandato se ha caracterizado por un crecimiento sin precedentes, incluyendo la organización de 3.000 vigilantes de seguridad en Filadelfia, 7000 limpiadores de edificios en Nueva Jersey y más de 15.000 agentes de seguridad en Nueva York y Washington DC en 2008, bajo la dirección de Rob, el 32BJ organizó a 10.000 nuevos miembros en el sindicato, el número más alto de la organización en un solo año en la historia del 32BJ.

Más recientemente, el SEIU 32BJ organizó a 3.500 trabajadores del aeropuerto en Nueva York y Nueva Jersey en el sindicato, un paso importante en la campaña con la que llevamos ya dos años para conseguir que miles de trabajadores del aeropuerto de todo el país tengan un salario decente, beneficios y representación en su lugar de trabajo.

“Cuantos más miembros tengamos, más poderoso seremos y más podremos ganar para todos los trabajadores”, dice Rob. “Queremos ser un líder, un ejemplo de que, incluso en estos tiempos difíciles, la gente que trabaja se une para mejorar las condiciones tanto de sus puestos de trabajo como de sus comunidades.

“Esa es también el motivo que hay detrás de la lucha por el trabajo de una economía justa, que es el de conseguir que todos los trabajadores, los del sindicato y aquellos que no lo sean, participen en un movimiento para poner al país en marcha de nuevo, para que sea un país justo para las personas que trabajan y donde los trabajadores puedan tener una voz más grande y potente”.

Antes de llegar al 32BJ, Rob sindicalizado en la Hermandad Internacional de Camioneros de Nueva York, Baltimore y el Sur y en la Fraternidad de Enfermeras y Profesionales de la Salud de Kansas City. Nació en Manhattan, creció en Long Island y estudió en la Universidad de Rutgers en New Jersey.

Rob vive en Brooklyn con su esposa Autumn Weintraub, sus dos gatos y esperando a su hijo para el 9 de mayo de 2015.