Nuestra labor política tiene un impacto en todos nosotros en el trabajo, y también tenemos que hacerlo al interior de la unión.

~ Anthony Faulk, Afiliados de la 32BJ,

Beatriz Hernández: La Política Importa

District:
http://www.seiu32bj.org/wp-content/uploads/2014/10/DSC_1888-wpcf_540x360.jpg

Una activista política de toda la vida, Beatriz Hernández no tiene duda: la política importa. Ella es una de los cientos de guerreros de fin de semana de la 32BJ que van a tocar puertas, distribuir folletos y hacer llamadas telefónicas en apoyo de la reelección del Gobernador Malloy. “El Gobernador Malloy ha demostrado que le importan los trabajadores inmigrantes,” ella dijo. Beatriz y su esposo están trabajando duro este otoño porque “queremos una vida mejor para nuestra comunidades.”

Beatriz nació en Guacarí, un pueblo pequeño cerca de Santiago de Cali, una cuidad conocida como la capital de la rumba y por su gente alegre. Era allí donde ella conoció a su marido Hoover, un profesor de una escuela primaria. Los dos compartían interés en el activismo política.

“Los profesores siempre han tenido un sindicato, pero la mayoría de los otros trabajadores no tienen sindicato,” ella dijo. En esos entonces, Beatriz trabajado como vendedora de medicina naturales. Durante su tiempo libre ella ayudaba a candidatos en su pueblo ganar elecciones.

En el 2000, Beatriz se mudó a los Estados Unidos con su esposo y su hija de 16 años. “Nuestra hija era nuestra mayor motivación para venir a los estados porque queríamos un mejor vida para ella,” dijo Beatriz.

Con entusiasmo y grandes esperanzas, la familia se estableció en Hartford, Connecticut cerca de la madre y hermanos de Beatriz. Aunque Hoover, su esposo era un profesor veterano con una Maestría, su falta de dominio del inglés fue un mayor obstáculo para continuar su carrera. Entonces, poco después de llegar a los Estados Unidos, Beatriz y Hoover trabajaron como limpiadores de oficinas para llegar a fin del mes y empezaron ahorrar dinero.

“Adaptarse a una cultura diferente, lenguaje extranjero y a un trabajo nuevo fue difícil al principio,” ella dijo. “Aquí uno es nadie, en Colombia eres una persona, eres conocido por tu profesión. Aquí tienes que trabajar duro aunque te guste o no.”

Ellos rápidamente se involucraron en los esfuerzos de la unión de elegir candidatos progresistas quienes apoyan a la populación inmigrante. “A pesar de que tengo que convertirme en ciudadana en este país involucrándome políticamente fue un instinto para mí. Estoy motivada para hacerme ciudadana Americana porque yo quiero votar y ser totalmente parte de este país.”