No luchamos sólo por nuestros intereses, sino luchamos por todas las familias trabajadoras.

~ Anna Dziubek, Afiliados de la 32BJ, Nueva York

Antonio Toro: Es La Misma Ciudad

Nuestro propietario no nos da un descuento en el alquiler sólo porque trabajo en Queens y no en Manhattan.

El supermercado donde mi familia hace compras no cobra un precio para los clientes que trabajan en Manhattan y otro para todos los demás.

Pagamos el mismo precio que cualquier otra persona para la electricidad, la medicina, la ropa y la calefacción.
Entonces, ¿cómo puede alguien justificar pagarme menos?

Trabajamos tanto como cualquiera en Manhattan. Nos enfrentamos a las mismas dificultades para pagar nuestras cuentas.

He sido un portero en un co-op en Rego Park, Queens, durante los últimos 16 años. Tengo tres hijos, una niña y dos niños. Los chicos van a la escuela al otro lado de la calle de donde yo trabajo. Me encanta esta comunidad. Me siento muy afortunado de tener un trabajo que me encanta, pero mi prioridad más importante es cuidar de mi familia.

En los cuatro años desde nuestra última negociación de contrato residencial, el costo de vida en la ciudad de Nueva York realmente ha disparado. MetroCards son 22% más caras. Un galón de leche esta hasta 33% más caro. Si quiero llevar a mis hijos a ver una película, me costaría un 20% más. Absolutamente todo es mucho más caro – para todos nosotros, no sólo para los que trabajan en Manhattan.

Mientras tanto, sabemos que nuevamente el sector inmobiliario está haciendo bien, por toda la ciudad, no sólo en Manhattan. Los precios de venta para cooperativas y condominios han aumentado en todas partes, y la renta media ha elevado por encima de $ 3,000 al mes por primera vez en su historia el año pasado.

Como la diferencia salarial entre ricos y pobres ha ido creciendo, una clase media fuerte es lo que necesitamos para mantener a esta ciudad unida. Eso no puede suceder si nuestros salarios están bajo ataque.

Tenemos que luchar de nuevo – para nosotros, nuestras familias, nuestros hermanos y hermanas, y la ciudad en la que vivimos.

Más
Afiliados

Marla Blunt: una habitante de Pittsburgh que trabaja para los trabajadores
Muniru Owe: Un llamado a la acción
Maria Trejo: El optimismo es una necesidad de vida
Veterano y oficial de seguridad Jeremy Birchwood: ‘Todas las personas merecen un salario vital’
Dominise Wright: Una líder para los trabajadores de aeropuertos
Teresa Mancheno: Justicia para los conserjes
Sarina Santos: Esta es nuestra oportunidad
Miembros de Baltimore en la pobreza, policía y comunidad
Aliyya Lee: ¡Por qué lucho!
Christopher Savoy: Cansados pero sin abandonar
Richard Adams: Me niego a ser la norma
Nueva brigada entra en acción
Antonio Barnes: Recupera la fe en el proceso político
Marcus Garland: Hay mucho en juego en PA
Beatriz Hernández: La Política Importa
José Luz Sánchez
Assade Vedrine: luchando por mantener a la familia unida
Emmanuel Sebit: Un trabajo infernal
Michael Greene
Shirley Newell: Lucha por lo que es justo y nos merecemos
Robb Archigian: Un Contrato Justo Para Todos
Cesar Coronel: Su Lucha Es Nuestra Lucha
Scott Cohen
Antonio Toro: Es La Misma Ciudad
Raymond Vázquez: Estirando el Dólar
Derbert King: Mantener la atención en lo que es importante
Eugene Amankwah: haciendo de Nueva York un hogar
Larry Teachey
Lee Abramson
John Kenney
Gregg Bandy
Kelly Mahaffey
Heleodora Caraballo
Alejandro Rojas
Brenda Mitchell-Dolor: Encontrar el poder que no sabemos que tenemos
Simon Torres: Una gran guía en una ciudad de inmigrantes
Lance Mann: El brigadier de investigación
Ciro Gutierrez
María Ramirez
Leslie Williams
Fred Roldan
Maurice Thomas
Anna Dziubek
Jay Etheridge
Anthony Faulk
Delores Perry
Victoria Carbajal
Willie Lucas
Yohanny Peguero
Yeny Nuñez
Kim Squirrel
Ernie Bennett
Justin Foglia