Todo el mundo debe tener un sindicato…. Nos da una voz. Nos da el poder de cambiar las cosas que necesitan ser cambiadas.

~ Leslie Williams, Afiliados de la 32BJ, Nueva Jersey

Victoria en el 1º estado

http://www.seiu32bj.org/wp-content/uploads/2016/01/12540900_1207281432633579_6860042674557221829_n-wpcf_360x360.jpg

por Daisy Cruz
Directora del Distrito del Atlántico Medio

El nuevo año está por comenzar con buenos augurios para los empleados de limpieza en oficinas de Delaware. Gracias a los meses de intenso trabajo en los edificios y en la mesa de negociaciones hemos logrado un acuerdo sólido con vigencia por cuatro años. Este acuerdo garantiza importantes aumentos salariales todos los años, ofrece un feriado adicional y aumenta los días de licencia por razones personales. Los trabajadores de jornada completa también mantienen sus beneficios de seguro de salud pagos por el empleador.

Los empleados de limpieza de Delaware trabajan duro para mantener en condiciones a destacados edificios en Delaware, entre los que se encuentran el Bank of America y AstraZeneca. Algunas de las corporaciones más grandes del mundo tienen sus oficinas centrales en Wilmington. Los hombres y mujeres que limpian estos edificios merecen un salario digno y respeto.

Los trabajadores deben ser compensados por el extenuante trabajo que realizan. Por este motivo, el equipo de negociaciones de Delaware se mantuvo implacable durante las reuniones. Cuando los contratistas apenas ofrecieron un aumento miserable, el equipo de negociaciones lo rechazó y exigió más para que los trabajadores puedan continuar manteniéndose a sí mismos y a sus familias.

Durante años, los empleados de limpieza de Delaware lucharon intensamente para sindicalizarse y llevar respeto y dignidad a la industria. En el año 2008, antes de que los trabajadores se incorporaran a la 32BJ, muchos de ellos ganaban U$D7,50 la hora, no tenían derechos laborales y sufrían intimidaciones por manifestar sus problemas. Desde entonces, los salarios aumentaron a más de U$D10 y llegarán a U$D12 al final del contrato; además ahora tienen una voz en su trabajo, respeto y beneficios. Estos son buenos empleos y estamos comprometidos a mantenerlos de esta forma.

Delaware se incorpora así a la larga lista de ciudades en todo el país que han obtenido importantes contratos. Pero la lucha no ha terminado. Continuaremos ejerciendo presión sobre los funcionarios electos para que aumenten los salarios de todos los trabajadores. El aumento de salarios no significa solamente una ayuda para nuestras familias, también lo es para nuestros vecinos y sus familias. Vamos a continuar con nuestra lucha, una por vez, para que Elevemos América.