Nuestra labor política tiene un impacto en todos nosotros en el trabajo, y también tenemos que hacerlo al interior de la unión.

~ Anthony Faulk, Afiliados de la 32BJ,

Un paso adelante

Archivado en
http://www.seiu32bj.org/wp-content/uploads/2014/10/lgalr04-wpcf_540x360.jpg

por Héctor Figueroa
Presidente del 32BJ SEIU

El jueves, 9 de octubre, puede llegar a ser una fecha hito en nuestra campaña de sindicalización de los trabajadores del aeropuerto. La inmensa mayoría de los 200 limpiadores de cabinas de Air Serv abandonaron su trabajo en la Terminal D del aeropuerto LaGuardia para protestar contra las condiciones de trabajo peligrosas y las prácticas laborales injustas. Es la segunda huelga en la campaña de los aeropuertos y la primera huelga de los trabajadores ante las preocupaciones en salud y seguridad.

Durante la huelga de limpiadores de cabina de Air Serv detallaron sus condiciones de trabajo espantosas y peligrosas a más de 30 periodistas que se presentaron allí durante todo el día. Las historias, que también habían sido ya detalladas en una denuncia reciente de OSHA, que van desde condiciones insalubres cuando los guantes se rompen hasta ocasionalmente ser “bautizados” por aguas residuales con heces fecales cuando los tubos de vacío de los cuartos de baño de los aviones no funcionan bien. Los limpiadores de cabinas de Air Serv hablaron de su compañero de trabajo que fue hospitalizado el mes pasado tras pincharse a través de sus guantes con una aguja hipodérmica que se encontró durante la limpieza en el bolsillo de un respaldo. Otros explicaron cómo son tratados literalmente como basura cuando se ven obligados a viajar en camionetas que transportan a los trabajadores y a la basura de los aviones. A medida que el día avanzaba surgieron más y más historias.

Estos trabajadores que están a diario en contacto directo con fluidos corporales expresaron su preocupación ante la propagación del ébola y decidieron asistir a un curso de formación sobre el ébola y otras enfermedades infecciosas a manos del 32BJ el próximo jueves. Formación sobre el tema que han recibido por primera vez muchos de los trabajadores de los aeropuertos JFK y LaGuardia, que incluyeron demostraciones sobre cómo ponerse y quitarse los guantes correctamente, cómo identificar el ébola y cómo restringir el contagio de la enfermedad durante el trabajo.

safety05a

A pesar de la formación, los trabajadores del aeropuerto no están lo suficientemente preparados para hacer frente a la falta de material adecuados y a los peligros que su trabajo conlleva. No solo necesitan mejores condiciones de trabajo, mejor equipamiento y una mayor formación sino que estos trabajadores también necesitan mejores sueldos y condiciones, como seguro médico que les ayudará a superar estos riesgos.

Esta lucha es mucho más que una huelga. Las razones fueron expresadas mejor por dos trabajadores del aeropuerto que se dirigieron a la Junta Ejecutiva del 32BJ el día anterior a la huelga.

Rafael Mercedes, un veterano del aeropuerto, habló de años de frustración, y cómo llegó a un punto en el que había perdido la esperanza de alguna vez recibir un salario justo por su servicio. Todo esto cambió cuando Rafael y sus compañeros de trabajo fueron recibidos por el 32BJ. Aprendieron que podían ganar fuerza si permanecían juntos. Se enorgullecía de haber participado en la marcha de Martin Luther King, Jr. que permitió el aumento por encima del salario mínimo y vacaciones pagadas por primera vez. Si bien eso fue una buena noticia, qué nos lo impide ahora. Con esperanza en el futuro Rafael tiene el coraje de luchar por lo justo.

Lance Maggette, un joven de 24 años con una perspectiva diferente. Mientras echaba un vistazo a sus condiciones de trabajo, sintió que tenía que actuar ahora o se quedarían estancados en la pobreza para el resto de su vida. Luchando junto con sus compañeros de trabajo, encuentra la fuerza para tener su futuro en sus propias manos. Dejó la reunión con la cabeza bien alta.

La huelga de limpiadores de cabina de Air Serv puso de relieve la necesidad de que los trabajadores del aeropuerto tienen que ser representados. Esto demuestra que estos puestos de trabajo y las personas que los ocupan son importantes. Esto demuestra que el sistema actual no funciona. Esto demuestra que estos trabajadores se merecen un salario justo por la peligrosidad que su trabajo supone. Esto demuestra que los trabajadores necesitan un sindicato que les ayude a conseguir lo que necesitan , un puesto de trabajo mejor y una mayor seguridad.