Los beneficios que tenemos los conseguimos gracias a habernos mantenido fuertes y unidos en la unión sindical.

~ Yeny Nuñez, Afiliados de la 32BJ, Connecticut

Nuestro camino hacia adelante

http://www.seiu32bj.org/wp-content/uploads/2015/02/16334448398_71d3c1fc63_b-wpcf_540x360.jpg

 

por Larry Engelstein
Vicepresidente ejecutivo de la 32BJ SEIU 

Trabajadores de bajos salarios, subempleados y trabajadores mal remunerados se están organizando en las distintas industrias y los distintos lugares para armarse de poder y mejorar las cosas.

Hemos visto cómo la lucha por 15 se ha extendido desde los trabajadores de restaurantes de comidas rápidas que realizaron huelgas en Nueva York, trabajadores de cuidados en el hogar en California hasta trabajadores de aeropuertos en todas partes. Sabemos que ya es hora de encaminar a los Estados Unidos cambiando las reglas sobre el trabajo y los salarios. Y deben saben que nuestra próxima lucha por un contrato para 70.000 empleados de limpieza en oficinas es una pieza fundamental de este esfuerzo.

Cada vez más personas están buscando esperanza e inspiración y los empleados de limpieza en oficinas están al frente de la lucha por una economía que funcione para todos, no solo para unos pocos adinerados.

Trabajos sindicalizados, buenos trabajos, con un salario decente, un seguro de salud sólido y suficientes horas de trabajo constituyen la base de la oportunidad en este país. Pero hay demasiados trabajadores en este país que no tienen los beneficios que vienen con la representación sindical.

Tú, yo, nuestros 145.000 miembros saben que esta lucha es importante. Los 70.000 empleados de limpieza en oficinas que van a luchar por un contrato decente este año saben que esta lucha es una lucha por el espíritu de los Estados Unidos. Esta lucha es importante para los miembros de nuestra familia que dependen de nuestros beneficios cuando necesitan un médico. Es importante para las comunidades en las que vivimos, para las pequeñas empresas a las que ayudamos a crecer y para la economía que construimos y apoyamos. Pero si queremos continuar ganando, necesitamos continuar creciendo.

Cuando comencé en la 32BJ, no teníamos presencia en los barrios de Filadelfia. No existía Delaware. Y cuando finalmente nos unimos cuatro años atrás para ganar nuestro contrato comercial, aún no se habían unido a nosotros los hermanos y hermanas de New England. Este crecimiento nos hace una organización mejor y más efectiva. Hoy esta unidad significa fuerza.

Estamos comprometidos a construir, crecer y fortalecernos para que cada vez más mamás, papás, hermanos y hermanas puedan acceder a la verdadera oportunidad de ganar un salario decente y llevar una vida decente. Estamos comprometidos a luchar juntos para hacer que este país funcione nuevamente para los trabajadores. Sabemos que el salario más bajo determina el salario en el mercado. Tenemos que entender que esto se aplica no solo a los empleos sindicalizados sino a TODOS los empleos. La hora de trabajo de limpieza en JFK de U$D 9,50 determina el índice. Los trabajadores de restaurantes de comidas rápidas que obtienen un aumento de 25 centavos después de trabajar cuatro años determinan el índice.

Estamos todos juntos, por eso debemos luchar juntos.