Tenemos que trabajar juntos para preservar las cosas que tenemos, como nuestro plan de salud y otros beneficios.

~ Jay Etheridge, Afiliados de la 32BJ, Nueva York

Las propuestas de BOLR significarían dar un paso atrás.

http://www.seiu32bj.org/wp-content/uploads/2015/12/32bj_elba-3710-wpcf_240x360.jpg

por Elva Ramos
Limpiadores de oficinas de los barrios residenciales de Filadelfia

He estado trabajando como limpiador de oficinas durante 12 años en las afueras de Filadelfia. 1.400 limpiadores de oficinas mantenemos edificios que albergan miles de millones de dólares de empresas como Merck, Johnson & Johnson, GlaxoSmithKline y Vanguard. Leo todo el tiempo sobre cómo estas empresas están obteniendo beneficios y ganando miles de millones de dólares. Mientras tanto estamos luchando para mantener a nuestras familias.

Trabajamos duro al pasar la aspiradora, quitar el polvo, retirar kilos de basura, limpiar los baños y las zonas comunes. Para el duro trabajo que hacemos, tan sólo ganamos 12,35 $ por hora. Esto no es suficiente ni para mantenerse a uno mismo, mucho menos a una familia. Muchos de mis compañeros tienen que tener dos o tres trabajos sólo para pagar lo básico. Y al final de la semana, todavía no es suficiente.

Muchos de mis compañeros ni siquiera tienen tiempo para ver a sus hijos. Es desgarrador. Es por eso que estamos luchando por los 15 $. Tenemos metas y sueños para nuestras familias. Queremos que nuestros hijos tengan la oportunidad de ir a la universidad y lograr el sueño americano. No se puede hacer eso cuando por lo que luchas es por poner la comida encima de la mesa y tener un techo.

Estoy en el comité de negociación para la obtención de un nuevo contrato. Hemos sido claros con la división del área residencial de The Building Operators Labor Relations (BOLR) pero parece que no nos escuchan. Nuestro contrato termina el 15 de diciembre a las 23:59 y ambas partes nos mantenemos alejadas. Las propuestas de BOLR significarían dar un paso atrás. Con el aumento del nivel de vida, las propuestas de BOLR podrían ponernos en situación de pobreza.

Hemos luchado mucho para llegar a donde estamos. Hemos llegado demasiado lejos para dar marcha atrás. Hay demasiado en juego. Estos son buenos empleos. Estamos luchando para mantenerlos y que así limpiadores futuros puedan formar una familia y no tener que luchar como nosotros.

Hemos sido testigos de como nuestros compañeros de Washington, DC, Virginia, Baltimore, Pittsburgh y centro de Filadelfia han conseguido contratos sólidos. ¡Haremos lo mismo porque cuando luchamos, ganamos!