Todo el mundo debe tener un sindicato…. Nos da una voz. Nos da el poder de cambiar las cosas que necesitan ser cambiadas.

~ Leslie Williams, Afiliados de la 32BJ, Nueva Jersey

Debemos unirnos, luchar y ganar

http://www.seiu32bj.org/wp-content/uploads/2014/12/13870755484_698c2209c2_b-wpcf_540x360.jpg

por Héctor Figueroa
Presidente de la SEIU 32BJ

Estamos finalizando el segundo año en el que tuve el honor y privilegio de servirlos como Presidente. Al igual que ustedes y otros miembros de la 32BJ, estoy celebrando estas fiestas con familiares y amigos con el deseo de que este Año Nuevo sea mejor para nosotros, nuestros hijos, compañeros de trabajo, nuestras comunidades, nuestro país y el mundo.

La 32BJ logró importantes victorias en el 2014. Conseguimos buenos contratos para miembros residenciales de la ciudad de Nueva York y Hudson Valley; obtuvimos la sindicalización y contratos para oficiales de seguridad, trabajadores de escuelas y de educación superior en varios de nuestros estados; salvamos puestos de trabajo en Massachusetts Bay Transportation Authority y Howard University en Washington D.C; y luchamos contra propietarios que tercializaban tareas con contratistas no sindicalizados para ahorrarse unos pocos dólares a nuestras expensas en Nueva Jersey, Pittsburgh y otros lugares. Al mismo tiempo, estamos apoyando a otros que merecen mejores sueldos y una unión sindical, como los trabajadores de restaurantes de comidas rápidas, comercios, proveedores de cuidados en el hogar, empleados de la construcción, profesores universitarios de bajos salarios y muchos más. También estamos organizando a los trabajadores no sindicalizados que ofrecen servicios vitales en nuestros aeropuertos, pero reciben muy bajos salarios.

Utilizamos nuestro poder político para ofrecer resultados a las familias trabajadoras: en vez de esperar que los políticos hagan las cosas, nos organizamos, hicimos campañas de manera exitosa para obtener aumentos y licencia por enfermedad para decenas de miles de trabajadores en nuestras ciudades y millones en todo el mundo. También influimos para que el Presidente tome medidas a favor de millones de trabajadores indocumentados y sus familias. Apoyamos a quienes están pidiendo una economía verde para crear nuevos empleos y un mundo mejor para nuestra generación y la que viene. Tratamos de definir las distintas situaciones no como situaciones Demócratas o Republicanas, de izquierda o derecha sino como situaciones correctas o incorrectas para los trabajadores.

También fue una época difícil ya que problemas raciales y de otra índole amenazaron con dividir a nuestra sociedad. Las fuerzas que dirigen nuestra economía, las ideas y prejuicios que marcan nuestra cultura e instituciones y la creciente inseguridad sobre nuestro futuro son desafíos que vamos a continuar afrontando. Sabemos que muchos de ustedes guardan fuertes sentimientos y opiniones sobre estos temas y luchan defendiendo nuestros objetivos en sus empleos y comunidades. Nos hacemos las mismas preguntas que otros miembros de la unión sindical se hicieron en épocas difíciles del pasado: ¿quiénes somos y qué hacemos?

Desde el año 1934 formamos una unión sindical que lucha para que cada puesto de servicio sea un buen empleo y para que las familias trabajadoras tengan comunidades fortalecidas y un gobierno que responda a sus necesidades. Al mismo tiempo, durante ocho décadas nuestra unión ha tenido que afrontar conflictos internos sobre cómo cumplir con nuestra misión de la mejor manera. Pero sin temor a comprometernos en asuntos difíciles hasta encontrar puntos en común hemos creado una verdadera red solidaria en edificios, barrios, ciudades, estados y diferencias demográficas para mejorar los estándares y beneficios de todos. Nos enorgullecemos por el progreso logrado, no solo en nuestros intereses inmediatos, sino también en el de todos los trabajadores, ya sean en actividad, retirados o subempleados.

En el 2015 les pediremos nuevamente a ustedes, los miembros de esta fabulosa unión sindical, que construyan un mejor futuro recordando cómo avanzamos en el pasado. Ganamos batallas comprometiéndonos entre todos, organizándonos en contra de los jefes, votando y reclamando pacíficamente a nuestro gobierno que apoye a los trabajadores de todas partes, de todos los colores, de todos los partidos, de todas las religiones, sin importar el género ni el acento que tengan. Ganamos en el pasado cuando nos ocupamos de asuntos que nos afectaban a algunos de nosotros y luchamos para obtener beneficios para todos. La expresión “una herida de uno es una herida de todos” tiene un significado que resuena a lo largo de la historia de nuestra unión sindical, si bien seguir ese lema no ha resultado tan fácil como parece.

Es con este espíritu de ser más activos y solidarios que nos preparamos para los desafíos del próximo año. Mientras decenas de miles de trabajadores de limpieza en nuestra unión y a lo largo de la SEIU luchan por un mejor contrato sindical, mientras se intensifican los reclamos de los trabajadores de restaurantes de comidas rápidas, aeropuertos y de otros sectores de bajos salarios, mientras el país lucha dolorosamente para reconciliar la justicia social y por la igualdad en la aplicación de la ley, mientras tratamos de ocuparnos del progreso económico o de las necesidades de nuestro planeta y mientras millones de trabajadores tratan de mantener unidas a sus familias a pesar de un sistema migratorio quebrado, mientras todo esto sucede, debemos comprometernos a hacer todo lo que podamos para encontrar puntos en común y continuar ganando. Ya lo hicimos antes. Podemos hacerlo otra vez. Debemos unirnos, luchar y ganar.

Por eso, disfruten de estas fiestas mientras miran hacia el futuro. El 2015 va a ser un año de desafíos y oportunidades para la 32BJ. Si permanecemos unidos y luchamos juntos, va a ser un año fabuloso. Podremos ganar juntos y al hacerlo les daremos esperanzas a otros trabajadores de que ellos también pueden ganar.

Como siempre, les deseo lo mejor para ustedes, sus familias y comunidades.